Google+

sábado, 23 de junio de 2012

Mis danzas esqueléticas



Tormentas de odio,

provocan mis danzas,

mis danzas esqueléticas

de esquinas astilladas

y azoteas malparidas.




Y la ciudad corroe sueños rotos

con agujitas diminutas

que penetran por la espalda.




Traicioneras

las calles van y vuelven

amaneciendo aturdidas

por los rincones del puerto.




Ahí van las locas, los travestis,

ahí se pierde la noche

en su tirabuzón de espanto.



 
Así caigo por funestas alcantarillas,

así mi danza se convierte en epilepsia,

en ausencia que se busca,

en refleja paradoja,

en existencia no deseada.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
 

jueves, 26 de enero de 2012

Las órbitas cual cavernas



    Tanto lleva el tiempo

    de agujas que penetran

    en el espíritu, el soñar

    y en la dura roca,

    que regresa insistente

    en el vaivén de las olas.





    Lo que vuelve mezclado


    en vagos remolinos


    golpea en la parte


    occipital de la memoria


    y nos quedamos sin refugios,


    sin excusas,


    sin serpientes de ónix…




    Se nos ponen las órbitas


    de los ojos, cual cavernas.





    Tan a destiempo


    que vamos sonámbulos,


    y de morir morimos.